martes, junio 06, 2006

EXPERIENCIAS

Estando en la Universidad, en los Ochenta, fumé por primera vez aspirando bien el cigarrillo, pues antes no sabía hacerlo. No me duró mucho esa aproximación a un vicio tan destructivo, sin embargo, porque me molestó sentir mis manos con olor a nicotina, y lo dejé. Mi cajetilla de Kent Light pasó a las manos de un empedernido fumador agradecido.

En la misma época, aprendí igualmente a beber mis primeros vasos de la típica piscola (pisco con coca-cola) y en las discotecas, Gin con Gin o el famoso Old Fashion, tragos que ante la actual moda de tequilas y caipirinhas han pasado casi al olvido.

Canté los primeros boleros en las clásicas reuniones estudiantiles, que se efectuaban en las casas de los amigos y que terminaban a la hora en que, hoy, mi hija recién va saliendo a bailar.

Creo que las grandes experiencias de la vida provienen de la juventud madura, después de los 18, en que todavía se tiene la posibilidad de vivir sin más preocupaciones que aprobar las asignaturas de cátedra, al menos, así fue en mi caso, si bien existe una gran cantidad de jóvenes que a esa edad ya mantienen una familia. Fui afortunada al disfrutarla intensamente.

Esa base de compañerismo y confianza que va ligada a esas primeras veces de la vida es algo que marca significativamente nuestra adultez y que ayuda y apoya en las situaciones difíciles. Lo afirmo porque, en los pasados días inciertos no me he sentido abandonada. Ni siquiera por los miembros de la blogósfera, que constantemente han llegado para dejar una palabra de aliento y fe...

Por ello, no puedo quejarme de la vida que he escogido vivir, pues a pesar de los momentos duros, tengo la certeza de contar con personas especiales y leales que han sabido manifestarse en la forma y en el tiempo oportuno, de quienes estaré, por siempre, agradecida...

17 comentarios:

Aristóteles dijo...

UNo siembre lo que cosecha. No solo ha sido buena tu cosecha sino muy abundante.

Ja, ja, ja,... las fiestas de ahora duran hasta "altas horas de la noche", si no es que hasta el siguiente día.

Que estes bien y que te recuperes pronto completamente.

Un beso.

Urrsulo dijo...

Yo te agradezco a ti por seguir escribiendo... con respecto a las piscolas, soy un amante del Vodka con cualquier cosa (jugo de naranja es lo mejor) asi que con las piscolas ni ahi... jajaja cuidate un abrazo .

fgiucich dijo...

Es muy bueno tener guardados aquellas experiencias, porque los recuerdos de juventud nos acompañaràn siempre. Espero que te encuentres mejor. Abrazos.

Lety dijo...

Me encanta encontrarte evocando recuerdos estudiantiles, esto es un signo de mejoría.

Te quiero mucho hermosa amiga

Olie dijo...

Queridos amigos:
Gracias por mantener sus visitas, a pesar que yo he estado muy ingrata.
Ello se debe a que aún no logro estar mucho tiempo concentrada, la paciencia se ha ido de mí, pero confío en que regresará.
Los quiero,

9 junio 2006

Lety dijo...

Usted no se preocupe princesa Olie que lo que nos ha dado alcanza para más, aquí te esperamos

Besos

Urrsulo dijo...

hola pasaba a saludarte espero te encuentre bien.
Un beso y mejorate.

fgiucich dijo...

Un saludito. Que estés bien. Abrazos.

Lety dijo...

hola, hola, probando, probando,

Besos cariñosos

Urrsulo dijo...

pasaba por aqui para enviarte un saludo y muchas fuerzas espero leerte pronto.

El Brujo dijo...

La verdad admiro que dejaste de fumar, yo hoy estoy luchando contra el cigarrillo para dejarlo y no puedo...
Besos desde Buenos Aires, Argentina

Aristóteles dijo...

¿ESTAS DE VACACIONES?

DONDE QUIERA QUE ESTES: BENDICIONES.

Javilina dijo...

heyy mamá... ya sé que no solté el pc, pero fue porque... ahora tengo blog (jejeje) así que esop :P me perdonas?? jajaja XD

Olie dijo...

Gracias por todos los comentarios, una vez más, a pesar de mi apatía.

Volverá el tiempo de crear y re-crearse...

Un beso a todos:

olie
29 junio

Alvaro Horta Calzada dijo...

Sucede que la paciencia es un don que muchas veces nos olvidamos de cultivar. Hace mucho que no pasaba por aquí (en realidad no había pasado ni por mi blog) y ahora me entero de que no estabas muy bien de salud.
Toda la buena energía para tí, mi estimada Olie y espero que pronto estemos en contacto nuevamente.

Un gran abrazo!

Misionero dijo...

Amiga mía, nada más agradable que leerte y verte hablando con entusiasmo… de tus recuerdos... esos días cimeros a los que yo llamo... "días del hombre", en sentido universal. Y por supuesto, son días diáfanos, talvez no muy lúcidos ni sensatos, pero sí ricos en experiencias que trasmutan lo obvio en sorpresa y lo grave en humor, imaginación, realidad empírica, deseada eterna juventud que luego en nuestros días nos transporta a un sumario benevolente de esos días que aun arden con un aire puro.

Fresca Olie, haz como los “picheres” en el beisbol, antes de lanzar la pelota “tomate todo tu tiempo. Deseando que continúes adelante y siempre mejorando mi querida princesa. Besos iluminados de afecto de…

Misionero

Olie dijo...

Alvaro:

Te agradezco, un poco tarde, los buenos deseos y la visita. En cuanto recupere las ganas me iré a corresponder las visitas...

Misionero:

Querido amigo:

Siempre es grato leer tus profundas reflexiones y consejos.
Mil gracias por todo, por tanto, por mucho.

Un abrazo fuerte a ambos:

Olie
26 julio