miércoles, noviembre 16, 2005

Sigamos recordando a La Perla del Norte

La calle Prat es la arteria principal céntrica de Antofagasta. De niña, en ella existía la Tienda Trianón, que vendía la ropa infantil, Casa Castilla y El Vaticano, para hombres y mujeres, respectivamente.

Más popular, la Casa Elena, cuando fue remodelada perdió la clientela humilde que bajaba a comprar desde sus casas en las faldas de los cerros, por pura timidez.

El Gato Negro, en Matta con Maipú, con un felino pintado en su cartel luminoso, era el encargado de la ropa de algodón y la perfumería. La Jardinera y Glamour (en Matta con Sucre), otro tanto.

Recuerdo esas tiendas porque, colgada de la mano de mis padres, los acompañaba de compras. El primer supermercado fue Coopenor (desaparecido hace décadas) y creo que era Almac el otro (no recuerdo bien si el nombre es correcto).

Cuando era muy, muy pequeña, tanto que mi madre se maravilla de que lo guarde con tanta nitidez, después de ver los juegos de waterpolo en la Piscina Olímpica de Antofagasta, me llevaban a tomar helados a una fábrica que se llamaba Cream Rica.

Después, en las fuentes de soda "Le Mans" y "Prosit" se podía comprar helados Savory, igual que en Viña o en Santiago.

Los pasteles de moda se adquirían en Pastelería Alemana. Y las cecinas Margozzini en un local cuyo nombre olvidé, instalado en calle Maipú al llegar a Matta.

En el Edificio José López se instaló la primera boutique setentera ("Mónica"). Yo estaba en educación básica y con mi prima Eva íbamos a comprar pulseras, aprovechando nuestra estatura, que nos hacía parecer mayores.

Mi mamá se peinaba en "Felisa", (peluquería de calle Uribe), que llevaba el nombre de su empeñosa dueña, a quien don Andrés Sabella le dedicó unas palabras en su columna Linterna de Papel, de El Mercurio antofagastino, cuando falleció en los '80.

Por las calles circulaban buses Pegaso, de la Empresa de Transportes Colectivos del Estado (ETC), micros y liebres. Taxis, igual. Los taxis colectivos son de fines de los '70, cuando el plan "Pequeño Empresario" empezó a funcionar para absorber la aun incipiente cesantía de esa época.

Mi papá trabajaba en "Grace y Compañía, Chile, S.A." El local (construcción de principios del siglo XX, de concreto armado) sirvió después para albergar a Kauffman y ahora, ING.

Todos los cines donde asistí de niña y de adolescente ya no existen: Teatro Astor, Cine Nacional, Gran Vía, Universidad de Chile (después, Colón). En el Teatro Latorre vi "La Pérgola de las Flores", con Carmen Barros como Carmela, cuando tenía menos de 5 años.

Los grandes espectáculos, hasta hoy, llegan al Estadio Sokol. Allá vi a Música Libre, en 1972, grandes circos rusos, Holiday on Ice (1971, creo), etc.

Mi playa favorita era Las Almejas y, con mis primas, iba al Auto Club. Con el Clan, llegábamos al balneario de "Hornito", a la casa de Juan Abaroa, porque mi tío Wilfredo era el Gerente de la Ganadera del mismo nombre. Pasé veranos inolvidables en esa casa, que estaba instalada en una roca y tenía dormitorios debajo de la terraza, lo que a los 13 años era toda una aventura...

"Juan López" era la playa de los paseos del curso, igual que Caleta Bolsico (frente a la Isla Sta. María). De lola, había que ir en las mañanas a la Playa Huáscar y en la tarde, a la Playa Amarilla. Para el Año Nuevo, todo el "lolerío" llegaba al despuntar el amanecer y después de haber celebrado toda la noche en Sauvage Discotheque, en la Popo's o en Las Vertientes (las disco de los '80), a comer mariscos en las "picadas" de los "changos" de Coloso...

¿Dónde se fue esa ciudad?
La juventud actual va poco a la zona de discos, porque se ha convertido en sitio peligroso, de peleas y carreras de auto a exceso de velocidad. Mi hija se reúne con sus amigos en asados o en tertulias más seguras y, a veces, a celebrar a los pub del barrio de la Avenida Brasil, donde vivimos, cerca de la casa... Antofagasta cambió. Creció, pero no sé si maduró...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

yo pase unavacaciones de vuelta a chile o antof. linda ciudad lastima que ese progreso alcanzado no sintetise en setores progreso mucho como sector del sur, muy lindo, pero el centro o algunas pob. como lautaro, mismo el centro continua una mezcla de modernismo con atraso, la MUNICIP. deberia ayudar a pintar o remodelar tantas casa vieJAS SO POLILLAS. XAU

montañes dijo...

bellos recuerdos
que tambien forman parte del rescate històrico,que debieramos hacer.
Tengo un bonito recuerdo de tu ciudad,cuando estuve de paso,el año'78.