domingo, abril 06, 2008

El fracaso

¿En verdad un fracaso es un fracaso?
¿Realmente el fracasado
merece de los demás un lapidario
"ése no ha logrado nada" o que
"sólo ha actuado como un necio"?
¿Es bueno haber recibido el descrédito?
¿Significa realmente ser incapaz, inferior?

Todos tenemos metas en la vida.
O - mejor dicho - aspiraciones, anhelos, deseos.
Queremos lograr siempre algo mejor.

Esperamos algo más
en el plano material, intelectual, espiritual,
afectivo, laboral, escolar...

Etcétera.
Un largo etcétera.

Pero a veces hay una especie de germen que nos sabotea,
un germen normalmente instalado en nosotros mismos,
que saborea el miedo con el que lo alimentamos.

Hasta el más valiente lo conoce,
porque para llegar a ser un valiente
primero debió entender lo que es
ser un cobarde y vivirlo.

Y me quedo pensando en ello, mientras por la ventana
se cuela el color celeste del cielo
y me pinta de azul.

¿Cuál es mi estado actual?
¿exitosa? ¿fracasada?

En el pasado me regocijé con pequeños éxitos
hasta que comencé a aprender de mis fracasos,
de los pequeños y de los grandes.

Pero ahora entiendo y concluyo
que no fui necia
sino que tuve mucha fe,
que no fui cobarde
sino que estuve dispuesta a probar.

Que no soy perfecta, sino humana.
Que siempre habrá razones para librar una nueva batalla
y siempre será necesario luchar con más ahínco.

Y que, si me demoro algo más en alcanzar
algunos sueños,
simplemente será porque Dios
tuvo una idea mejor para mí...

Y tendré la sabiduría suficiente
cuando la entienda y visualice.

19 comentarios:

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Sí, en su tiempo lo entendí como fracaso la serie de tropiezos que tuve...pero con la distancia del tiempo, puedo ver que sin esas caídas no sería quien soy ahora (y me siento orgulloso de ser quien soy).

Y para muchos puedo ser un fracaso por no tener título universitario, por ejemplo...pero eso no da garantía de ser una persona de bien. Se fracasa si no se es auténtico. ¿Y qué es ser auténtico? Hacer y decir conforme a nuestro sentir, no al de los demás.

Saludos cordiales.

Mar y ella dijo...

La vida es una materia muy díficil de aprender y como todo aprendizaje tenemos aciertos y situaciones menos afortunadas.Todas ellas aportan a nuestro crecimiento.Y sin duda hay cosas que no suceden por que no era tiempo que sucedieran,no son fracasos.Vale la pena vivir e intentar siempre ,más no haber vivido sin perseguir ni un sueño.....
cariños ,energizate con el amor que te brindan todos tus afectos....y a seguir...
Mariella

FENIX dijo...

Si no logramos nuestras metas... nuestros sueños, si lo intentamos, si dimos todo de nosotros... no es un fracaso, simplemente diós nos tiene reservados otros tiempos.

un abrazo.

∂ZuL™ dijo...

Que bello lo que escribiste, si me permites quiero regarselo a mi hermana... que esta en un proceso de avanzar en su vida... por cierto mi niña cumple 3 años mi blog, gustas ir?

Graciela de Palomas de Papel dijo...

Hola Princesa!!! mi personalidad?? me ha llevado a 'saltar sin red' en mis cortos 48 años,no los llamo fracasos, era lo que me parecía debía hacer en ese momento.
Los de afuera, los que no están en tu cuerpo, hablan, hablan.
Estoy aprendiendo a no hacer caso a absolutamente ningún comentario malicioso, envidioso.
Vive y deja vivir, es mi manera de actuar.
Vuelan por sobre la cordillera mis chuik chuik y abrazos perfumados...pasan por una nubecitas...ohhh un arco iris!!! han llegado hasta tu puerta.
PD: Olie busca y escucha la canción "Honrar la vida" y luego me dices que has sentido.

fgiucich dijo...

Existen los fracasos y muchos, en el camino de la vida, pero nunca hay que darse por vencido. Reconocer la derrota y empezar de nuevo es la consigna. Recibí tu mail y no te puede contestar todavía porque estoy viajando. Fuerza, amiga mía!!!

Me miras dijo...

¿Fracaso? Alguna vez creí sentirlo, sin embargo logré darme cuenta que siempre soy triunfadora, aunque en algunas ocasiones las cosas no salen como desearía. Es un aprendizaje, con el velo de la distancia uno es capaz de distinguir cual es la lección que se aprendió, al ponerlo en la balanza siempre saldremos ganando.

Simplemente cree en ti y en la vida.

Con cariño Claudia.

El Señor de Monte Grande dijo...

El fracaso se siente, duele, nos desespera, pero tenemos el gran aliado del tiempo que nos ayuda a comprender, siempre hay una enseñanza, aunque a veces esta llega tarde y no nos sirve para revertir el resultado, pero si es importante utilizarla como energia para seguir adelante. En fin que seria de la vida si npo estuviera matizada de fracasos, exitos y porque no resultados neutros.

Un abrazo desde MG

Mar y ella dijo...

te dejo un besito y un gran abrazo....
Se te extraña
Mariella

Rikardo dijo...

holaprincess:

muchas veces tenemos que pasar por muchas caidas antes de alcanzar las metas propuestas.
tal vez e lsabor amargo de ese fracaso nos quede de recuerdo por mas tiempo, pero que una vez llegados los aciertos , se siente gratificante la vida

cariños

rikardo

FENIX dijo...

Amiga,ojalá pudieses visitar mi blog, he dejado para ti un pequeño reconocimiento.

gracias .

José Luis Contreras Muñoz dijo...

Los fracasos son oportunidades para conquistar el futuro.

Águila libre dijo...

Hola Olie: Yo creo que los fracasos se pueden sentir dependiendo de lo alto que se ha pretendido llegar y no se ha logrado. Es super dificial aceptarlo, al menos para mi, pero con el tiempo uno se da cuenta que eso que yo esperaba no era lo que yo necesitaba y que Dios tenia otro destino para mi. Y sin lugar a dudas, era y es mejor.

y de la valentía creo que es vivir el día a día con sus dificultades y los momentos felices. Todo ser humano capaz de vivir y que enfrenta todo y logra seguir adelante, es valiente.

Tu eres una super mujer, valiente y luchadora y que en cada palabra transmite fuerza y energía para quienes en algún momento nos sentimos un poquito débiles (eso si que en este minuto estoy fuerte como una roca, gracias a Dios).

Te mando un gran abrazo querida amiga,

Pay

Aristóteles dijo...

Olie: Paz y bien.

Confieso que la primera pregunta me causó mucha risa... Compréndeme: En san Lunes, acá en México ni las gallinas ponen.

Gracias por la reflexión.

La vida tiene sus fracasos y éxitos, así es la vida humana. Todos tenemos defectos y virtudes.

Pero, si nosotros queremos, el fracaso puede ser un momento para aprender. La vida, como buena maestra, nos enseña.

Otra más: Yo estoy seguro que en la balanza de nuestra vida, pesan más los buenos momentos de nuestra historia.

Que tengas una excelente semana.

Pato Correa dijo...

Olie:

Como que fracaso, haber, sin conocerte mucho, preguntas, tuviste la maravillosa posibilidad de ser madre, cierto?, además tuviste la posibilidad de vivir el mundo Universitario en donde se descubre nuevos horizontes y obtener un título?.
Despues de muchos años de trabajo has logrado insertarte laboralmente en un área tremendamente compleja y todavía despues de 15 años estas ahí?.
Olie, cuando saltamos vallas, algunas se caen, lo importante es que cuando la volvamos a saltar, ya no se caiga, asi que amiga, fracasos, mmmmmmmmmm, no te la compro.

un abrazo

Mar y ella dijo...

Que tengas un gran día..
Cariños
cuidate siempre...
Mariella

Panchy dijo...

Hola Oli, espero estes bien.

Los fracasos son parte de la vida y no lo tomes como tal , sino como el aprendizaje del día a día.
Si no fuera por estos tropiezos no creceríamos y dejaríamos nuestros sueños y anhelos.

Cuidese mucho, besitos
Arriba el ánimo , que es mejor seguir que quedarse estancada en cosas que no nos hacen bien.

Graciela dijo...

¿Dónde está mi Princesa???
arriba Olie vamos!!!, escribe lo que te pasa que te damos nuestros mimos, besitos y abrazos bien tiernos.
Tienes el Premio Brillante en el blog, pero he perdido tu correo.
Mis chuikis chuikis y abrazos perfumados desde el otro lado de la Cordillera!!!

Walter Pineda dijo...

Es cierto lo que dices, muy acertado.

Qué es el fracaso sino un paso más hacia el éxito?

Yo tengo miedo de Dios...porque por lo general mis planes o anhelos no tienen quorum en su misericordia...por eso Carpie Diem...

Walter