lunes, febrero 20, 2006

Explícame

El viento jugaba con el velo blanco,
visillo del ventanal.
Pero tú no estabas.

El viento hacía temblar
la llama de las velas
y yo imaginaba las volutas
de tus cigarrillos.
Pero tú no estabas.

El viento azotaba la noche,
acompañando esa Luna,
que ha empezado a menguar.
Y tú no estabas...

¿Puedes explicarme por qué,
si no estás ya,
te las arreglas para estar siempre presente,
en un eterno "ahora", triste y sofocante?

8 comentarios:

Ipnauj dijo...

Cuando una presencia se ha transformado en viento, es momento de dejarla ir.

Un gran saludo.

Olie dijo...

Te aseguro que no es fácil hacerlo, Ipnauj.

Gracias por tu visita:

Olie

Luunna dijo...

Es dificil Olie me he visto en estos momentos que describes, y te aseguro que han pasado ya unos años,por suerte ahora miro la Luna y si bien me acuerdo, ya no afloran lagrimas a mis ojos.
Un abrazo grande de osa para vos, que tengas una buena semana
Luunna

Olie dijo...

Mi amiga Luunna:

Parece que escorpionas normalmente tenemos vivencias similares. Debe ser porque nunca nos tomamos el amor en broma.

En fin, como sea, es bueno que puedas decir hoy que ya no hay lágrimas. Algún día diré lo mismo.

Saludos,

Olie

fgiucich dijo...

Esas ausencias que no tienen explicaciones pero que nos hacen recordar momentos que nos golpean el alma. Abrazos.

Olie dijo...

Así es. Una ausencia importante, elementos asociados en juego y buena memoria, hacen un flash back.

Pero es un relámpago que golpea...

Olie

Roberto dijo...

me ha encantado, un poema muy bello escrito con el corazon.
saludos
robert

Olie dijo...

Se te extrañaba en esta bitácora, Roberto. Mil gracias por la visita, que ya he correspondido.

Saludos,