martes, marzo 27, 2007

TERCERA HISTORIA DE REGRESIÓN.

"... La psicóloga estimó necesario buscar con otra hipnosis, las raíces de su problema para ser constante, para perseverar, para llegar a la meta sin abandonar la ruta, a la mitad del camino.

Esta vez fue más fácil descender a las profundidades de su mente. Caminó por un pasillo iluminado por el día hasta que llegó a una habitación blanca, donde había una mesa y el viejo y gran libro de siempre. Esta vez lo vio mejor: parecía hecho de cuero, era marrón y tenía un cerrojo, pero una vez solicitado el permiso para leerlo se abrió sin necesidad de llave alguna. Y como había llegado a la consulta relajada y tranquila, su estado anímico favoreció su traslado al ayer infinito.

Supo de inmediato que se llamaba Pompeya, no necesitó preguntárselo a nadie. Caminaba con prisa por las calles empedradas de una ciudad antigua del Imperio Romano. Miro sus pies y vio el ruedo de su túnica, que tenía un borde de cinta dorada y era de lino, con amplios pliegues y de color crema. Era joven, mas no bonita. La acidez de su carácter difícil salía por todos sus poros.

Mientras avanzaba, vio hombres y mujeres bien vestidos. Los hombres usaban el calseus y una toga de lana. Hacía frío. Apuró sus pasos para llegar hasta su casa.

Estaba enojada. No le gustaba vivir allí. Tampoco le agradaba pertenecer a su familia porque eran plebeyos, sin las comodidades ni privilegios de los patricios.

Llegó a la entrada de su casa, donde se apilaban muchas ruedas de carreta en el más completo desorden. Su padre y su madre la vieron traspasar el umbral con resignación, al comprobar su ira. Como de costumbre, los ignoró a ambos y se dejó caer en el suelo, donde lloró rabiosamente. Envidiaba con dolorosa tristeza los bienes ajenos, soñaba con pertenecer a los amplios domus de los adinerados...

La terapeuta le hizo avanzar en el tiempo, para sacarla de los sollozos. La escena cambió y se vio trabajando al aire libre, guiando a unos esclavos que cargaban quintales de trigo y sacos hacia un cuarto que tenía un fogón. Estaba sola. Sus padres habían muerto años atrás.

Se percibió a sí misma como una persona parca, con un manojo de llaves en la mano. Evitaba el contacto con la gente.

De tal modo vivió todos sus días, pues a la hora de su deceso nadie la acompañaba. Sabía que iba a morir de un momento a otro y lloraba, le faltaba el aire por la enfermedad y por la culpa. Se arrepentía de la vergüenza que sintió por sus padres, su origen y su pobreza. Lo hubiera dado todo con tal de cambiar su pasado. Pensó en la comprensiva miraba de su padre, que nunca le reprochó sus desaires ni desprecios y la amó a pesar de todo, amor que ella siempre conoció, pero jamás retribuyó.

Aprendió que el amor fraternal era muy importante, mucho más que una casa, buen dinero y bienestar. Se dijo a sí misma que nunca más iba a dejarse llevar por la ambición ni por la envidia.

Cerró sus ojos llorosos. El pecho le pesaba como si tuviera una lápida encima y le dolía fuertemente. Hasta que no supo más de ella, sólo descendió en la oscuridad más completa, envuelta en una tristeza que le parecía eterna...

Seguidamente, María Rosa la guió para que flotara en el cielo. Sintió que volaba en un planeta gasesoso, de colores verdes y azules, algo que jamás había visto. Le pidió que esperara allí a su Maestro.

Apareció una silueta alta, vestida con una túnica que parecía tener todos los colores y a la vez, ninguno. Parecía un hombre. Tras de él había un enorme resplandor que no le permitió ver su rostro.

Le abrazó con fuerza y dulzura. Sintió todo el amor del mundo dentro del pecho. Ese calor se instaló en el centro de su corazón y se repartió por su espalda, cabello y brazos. Energía radiante y pura se había derramando sobre ella, que se convirtió en un recipiente.

No pudo repetir lo que él le dijo, pues no encontró las palabras para conceptualizarlo, ni siquiera ahora. Pero "sabe" lo que debe hacer, buscar y alcanzar.

Cuando se le ordenó despertar sus ojos estaban húmedos y aunque su cara y sus manos se sentían frías, un calor envolvente estaba adherido a su interior, debajo de la piel, muy cerca de su alma...

Al salir a la calle, le pareció que el arrebol de ese atardecer presto a convertirse en noche, era un pálido reflejo de aquellos colores que vio detrás de su Maestro.
Caminó los pasos necesarios con la certeza que, si alguna vez contaba todo esto en primera persona, sólo le creería alguien que hubiese vivido la misma experiencia; no obstante, concluyó que eso daba igual: ya sabía que "nada es imposible bajo este cielo"*.

*Frase de Pedro Prado, chileno, autor de Alsino.

26 comentarios:

Águila libre dijo...

Hola: Genial, que ganas de que pudieras transmitir lo que te dijo o lo que sientes que tienes que hacer. Me imagino lo maravilloso que ese ser te haya abrazado y llenado de esa luz maravillosa, esa sensación supongo no se olvida, verdad?

Por qué no lo cuentas en primera persona, te pasó a ti, verdad? por qué lo cuentas como mirado desde afuera, como que fuera la historia de otro?

Un abrazo y me cuentas ya?

María Paz

EL HIPPIE VIEJO dijo...

HOLA PRINCESA

ES APASIONANTE EL RELATO, POR MOMENTOS ME PRODUCE CIERTA INQUIETUD, PERO DESPUÉS LLEGA LA CALMA.
ME GUSTÓ ESO DEL AMOR FRATERNAL, ES ASÍ, MUCHS VECES LA VENDA QUE TENEMOS EN LOS OJOS NO PERMITE APRECIARLO.

AMIGA
RECIBE MIS SALUDOS Y DESEOS DE UN HERMOSOS DÍA

ADAL

Vigo dijo...

Decía Calderón: "la vida es sueño y los sueños sueños son.
De todas maneras y enlazando con el comentario que he dejado hace un momento en la otra entrada, hay un libro que leí cuando era pequeño y me fascinó (he mirado en internet pero apenas hay información).
Pero siempre recordaré su nombre turbador: "Y un día será mañana"
Un lema que bien podría justificar toda una vida."
Bueno sólo quería agradecerte tus visitas a mi blog y corresponderte un poquito.
Mis mejores saludos

fgiucich dijo...

Los caminos que la mente nos propone conocer , son aquellos por los cuales transitamos alguna vez y hoy los vemos con otra escenografía, que el terapeuta, indudablemente, deberá interpretar con justeza. Abrazos.

MentesSueltas dijo...

Te invito a conocer un rincón más intimo, personal...

Un abrazo

MentesSueltas

Aire dijo...

Estas regresiones son como historias de diferentes vidas y aunque veo que a veces en una sola vida te transporta de un tiempo a otro, aparece o no se si es lo que senti un comun denominador, es que dentro de todo el personaje en cada situacion siempre es muy paciente, acepta la situacion y entiende perfectamente todo lo que "debe".... voy a seguir leyendote... esto de las regresiones y la mente del ser humano es impresionante. Cada vez me da curiosidad pero no te niego que tambien miedo.... entiendo que es pasado, pero siento que puedo revivir situaciones diversas... ay no se... en fin... te sigo leyendo amiga...

Aire
.
.

princess olie dijo...

María Paz:
No. No se me va a olvidar fácilmente.
Creo que los seres humanos no tenemos real conciencia de cuánto se nos ama y protege.
........
Adal:
Cada cual viene a aprender lo suyo, ¿no? Pero hay que estar atentos a cada señal.
........
Vigo:
No conozco el libro del que hablas, pero lo buscaré. Siempre estoy ávida por saber más, es un defecto.
........
Fernando:
En efecto, la ruta antes recorrida se ve mejor cuando se rehace de la mano de un guía.
........
MentesSueltas:
Gracias por la invitación.
........
Aire:
Bueno, creo que cuando el tratamiento termine estaré en condiciones de redactar un nuevo post.
Es raro esto y cuando una lo vive,
más extraño es.
Bajaré a contestar tus otros comentarios.

Abrazos a todos,

olie

Javilina dijo...

por alguna razón me gusta más como lo redactas que como lo cuentas...
quizá cuando me contaste esta experiencia estabas aún demasiado abrumada por la emoción y la energía vivida...

ahora sí puedo decir con propiedad "mi vieja"

jejejeje

princess olie dijo...

Sí, mi niña. Cuesta digerir lo vivido. Además, cuando llegué esa noche, tu hermanito y el gato se confabularon para interrumpir, lo que desconcentra bastante.

Bueno. Y en relación con la vejez,
parece que nuestra edad en términos del Cosmos es similar, ji ji.

Nunca olvidaré lo "antigua" que Hernán te vio en mayo de 2005.

Besitos,

mamá

(old mom)

Ricardo dijo...

por primera vez de visita en este rinconcito que me parecio interesante ...............espero volver de nuevo.............a visitarte, saludos
rikardo

ALCON dijo...

Hola!!

Que buen relato, siempre he creido que la terapia y mucho mas la regresión es una ayuda y nos aclara mucha de nuestras actitudes y formas de actuar, me parecio sumamente interesante.

Un abrazo.

princess olie dijo...

Bienvenido seas, Ricardo. Quedo agradecida de tus palabras. Iré a tu página.

...........
Alcon: Sinceramente, ayuda a ver las cosas desde otra perspectiva y abre las puertas de sitios insospechados.

Abrazos,

olie

Carolina E. dijo...

Wowo, siempre he visto eso de las regresiones como algo fantasioso, fuera de la realidad, nunca había escuchado una regresión "real". ¿Realmente pasó? Espero ansiosa lo que sigue.

UN SALUDOTE!

P.D. Te dejé de tarea un meme en mi blog, si te apetece responderlo.

giroaj dijo...

Ya sabes q no soy partidario de estas cosas, aunque respeto le elección de cada cual.

Lo que no me cabe ninguna duda es que una vivencia, por regresión, soñando, etc. de un abrazo así,...te tiene que conmover en lo más profundo.
Me alegro por tí, :D

Tampoco me cabe duda de que al que camina termina por pasarle "cosas".

Que todo te lleve por caminos de luz y fuerza hasta reencontrar la VIDA plena y para siempre en tu interior.

Un cálido abrazo, amiga.

Clo dijo...

Quien recuerda vive varias veces el mismo momento. (Jourdan)
un beso.

Clo dijo...

p.d: se recomienda busque cuanto antes la respuesta a su comentario en mi blog.

princess olie dijo...

Carolina:
La primera vez asaltan muchas dudas (puedes leerlas en el archivo de febrero 2007, donde se relata la primera historia).
A uno le da la sensación que la imaginación propia está inventando,
más si el lado racional que uno
tiene es fuerte. Cuesta convencerse.
Yo lo logré cuando en medio de la sesión empecé a sentir frío, calor,
pena, etc., y más que nada cuando percibía olores y mis manos "palpaban" algo.
No quiero convencer a nadie, claro está, pues cada camino es personal.
Decidí contarlo porque eso hago con las experiencias vivenciales que me son relevantes.
............
Valoro mucho tu actitud de respeto, querido Giroaj, porque sé cómo piensas. Creo que es aplicable ese dicho que reza "NADIE APRENDE POR EXPERIENCIAS AJENAS".
............
Clo:
Linda frase, no la conocía. Pronto estaré por allá...

Abrazos a todos,

olie

Natinat dijo...

Querida Olie:

lo que cuentas lo cuentas como si lo dijeras en otro idioma, es por eso que comprendo que no lo cuentes en primera persona, es mejor así, quien tenga oídos que oiga y quien tiene entendimiento que entienda. Espero que después de estas experiencias veas con claridad el sendero hacia el árbol de la vida. Me encantó el relato y de alguna manera lo viví.

Muchas gracias por compartirnos esas maravillosas experiencias. Te envío besos cenitales con todo mi cariño


Nati

PD: Si me lo permites le comentaré al indio Jiñocuago lo que aquí relatas.

mixtu dijo...

genual, apasinante... y que tu cuentas retrata muchas realidades, muchos quereres e deseos...
fenomenal, y quase lo entendi todo...

beijinhos portugueses para Antofagasta :)

EL HIPPIE VIEJO dijo...

TE DEJO MIS SALUDOS PRINCESA.

QUE TUS DÍAS SEAN BUENOS

BESOS

ADAL

princess olie dijo...

Querida Natinat:
No tengo problemas para que le cuentes a Indio Jiñocuago... A propósito, estuve bastante tiempo intentando ingresar a su blog, sin resultados, y es por eso que lo saqué de mis links (creí que ya no iba a postear más). Intentaré visitarlo de nuevo.
..................
Mixtu:
¡Qué bien que lo entendiste todo!
Aprecio tus comentarios, mil gracias.
..................
Querido Adal:
Los agradezco con el corazón.

Abrazos a los tres:

olie

mixtu dijo...

antofagasta, a pesquisado en google, muy bonito, voy pegar en mis ovejitas e cabras e voy pastar para allá...
yayya
bueno finde, amiga também de la justicia...

Lorena Sáez dijo...

Guau, pese a que no creo mucho en estas regresiones, me gustaría vivir ese encuentro cercano con el Maestro, que hermoso el mensaje que le dió.

Bueno, besitos para ti, vamos a ver si esa sección de curiosidades la puedo hacer semanal...

Ya, un buen fin de semana para ti

;)

princess olie dijo...

Mixtu:
Ojalá algún día puedas conocer esta tierra. Estamos a 4 horas de San Pedro de Atacama, muy visitada por los europeos.
...........
Lorena:
En cuanto a la experiencia vivida, insisto en que es muy personal y que resulta imposible de transmitir
en lo que concierne a sus efectos.
Cambiando tema, creo que es una muy buena idea que selecciones semanalmente tales curiosidades de la prensa.

Para ambos, un felizzzzzzzzzzzz fin de semana:

olie

Princesa Dariak dijo...

Las memorias de otros tiempos y el origen... aunque, se debe ir mas atras para responder el porquè de la tristeza de Pompeya. Un hecho es seguro, màs alla de toda certeza o incertidumbre concebida en cuanto al mètodo... ella aprendiò y lo seguirà haciendo. Ya abrazas con Luz.
Tu forma de narraciòn es perfecta, deberias escribir mas seguido... Estoy segura que te sorprenderias de lo que està dentro de vos. Escribir pensando en los recuerdos del pasado hace que llegues al principio.

Mi abrazo de Luz... Ese, asi es, como el abrazo que explicas, intenta ser mi saludo, mi abrazo. :)

princess olie dijo...

Gracias por tu calidez. Llega. Se siente. Permanece.

Fue muy triste sentir a Pompeya. Gracias a Dios que pudo aprender.

olie