viernes, noviembre 07, 2008

la hora

la hora de mi corazón
cada vez es más esperanza
y menos desesperación
(emulando a Machado)

3 comentarios:

Mar y ella dijo...

Que dulce mi querida Olie,me es grato leerte en una mañana muy fría,tus versos tán cálidos..
Un abrazo..
Cuidate siempre.

Mariella

fgiucich dijo...

Ese es un muy buen sìntoma. Abrazos.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Que sigan corriendo las arenas de tu reloj (o corriendo los engranajes, dependiendo) de la misma forma...a velocidad de esperanza constante.

Saludos afectuosos, de corazón.