miércoles, agosto 02, 2006

SUEÑO

Toda la noche estuve contigo
en los extraños páramos de un sueño
Toda la noche

La suavidad de mi piel
se perdió entre tus manos

Y mis besos
naufragaron en tu boca

No había principio
ni fin

Sólo cabía el estar
el presente
sin pasado
ni futuro

Y fue así que anoche
estuve debajo de ti
toda la noche
hasta que la mañana
me sorprendió
sola y desnuda
abrazando una almohada mojada

6 comentarios:

El Brujo dijo...

SIN PALABRAS, BUEN POEMA

Olie dijo...

Gracias, Guillermo. Iré a verte pronto.

3 agosto 2006

fgiucich dijo...

Es cierto cuando dicen que los sueños se convierten en realidades? Hermoso poema, amiga. Abrazos.

Olie dijo...

La chispa divina que mora en cada uno de nosotros puede transformar la vida y convertir los sueños en hermosas realidades...

Saludos,

5 agosto 2006

Lety dijo...

Yo se lo que es despertar así con la almohada mojada, no una noche, sino muchas, pero en mi caso, lloraba la ausencia de mi madrina, la separación forzada y la prohibición para verla,

Te dejo mi abrazo querida amiga

olie dijo...

Comprendo lo que dices.

Y te abrazo también.