martes, abril 25, 2006

EL DESTINO ESTABA ESCRITO.

Yo te esperaba pacientemente y no llegaste
Pasó la noche del viernes y se fue el sábado.
Yo continué mi vida, no obstante, pues una mala noticia sacudió mi paz: el viernes falleció un ex - condiscípulo del Colegio, en la ciudad de Santiago, cuestión que merece un post aparte.

Volviendo a ti, a lo mío, a lo nuestro, el domingo diste noticias. Viajaste enfermo. Cumpliste tus obligaciones con la universidad y volviste a tu hogar.

Extrañamente, no me inmuté demasiado. Presentía, en el fondo, que éste no iba a ser "nuestro" fin de semana.
Sin duda que influyó la mala noticia, porque cuando la muerte bate sus alas cerca, todo se altera a su paso.

Todo.

Hasta la decepción empequeñece... Y no duele.

7 comentarios:

fgiucich dijo...

Al final, a pesar de todo, el dolor se va esfumando. Abrazos.

Olie dijo...

Siempre es así, ¿no Fernando?. El paso del tiempo provoca el efecto de un analgésico espiritual. No importa que uno descubre que se quedó con el parche estampado sobre la herida: deja de doler, a lo menos...
Saludos,

Aristóteles dijo...

¿A poco no tengo razón?: del sufrimiento a la paz... je, je,...

Que estes bien. Un beso.

Olie dijo...

Gracias por el buen deseo. Lo necesito. Pronto postearé y lo sabrás.

Un abrazo grande:

29 abril/06

Lety dijo...

Pequeñas decepciones que van sumando su peso a nuestro estado de ánimo.
Besos querida Olie

Olie dijo...

Un abrazo para ti...

Anónimo dijo...

best regards, nice info keyword share internet connection richard a stein vardenafil 2003 enterprise server standard web window stories of hanged sex slaves Tranny dome Cholesterol low risk Gay black butt Lake baccarat lockable bookcases hairy blonde pussies sex Clomid+and+ovulation Miniature golf houston willowbrook jacksonville sports teams fl Box dodge tool truck 1973 buick lesabre hoods internet service providers ireland Liposuction tumescent technique