martes, marzo 14, 2006

DESDE EL CORAZÓN.

Te hablo desde el corazón, no lo había hecho desde tu partida.
Quedaron en el aire muchas voces mudas, entre los besos de la despedida.
Pasé la semana con esfuerzo absoluto y muchas veces quise descansar en tus brazos.
Y te extrañé y repasé cada minuto, aún apasionada, después del arrebato.

Extraño conjuro el de ésta, mi intensa vida, amor sorpresa, amor dulce, amor lejano;
jamás imaginé que así estaría otra vez: joven, fogosa y sensual
tras la barrera de los cuarenta años.

Y me asombra en verdad lo que me haces sentir: encendiste la luna y yo estoy maravillada
El sol apenas brilla como lo hace mi alma y tus palabras queman, lejos de mi mirada.

¿Habrá futuro? Eso espero. Pero aunque no suceda
Se queda en mí tu fuerza. Se queda en ti, mi boca.
Se queda en mí tu estampa. Se queda en ti, mi aroma.
Y nos quedamos el uno en el otro, mágicos y asombrados,
porque este amor, amor, es de la vida un alegre y lúdico regalo.

10 comentarios:

Aristóteles dijo...

¡Así se habla, amiga!

Me encanto el final. Yo me quedo con eso.

Olie dijo...

Gracias, Hugo.
Un abrazo de verdad:

Olie

Peggy Bonilla dijo...

Me reflejo en tu poema...
Esta muy bonito!

Abrazos

Olie dijo...

Te agradezco el comentario, Peggy. Debe ser que muchas mujeres sentimos así cuando la sorpresa de un amor que puede ser de verdad, se acerca después de un largo tiempo sin asomarse...
Saludos,
Olie

fgiucich dijo...

El corazòn siempre habla con la verdad. Abrazos.

Olie dijo...

Y tiene razones que la razón desconoce...
Muchos cariños:

Olie

anngiels dijo...

¿Habrá futuro?, importa eso?, el futuro es hoy y ahora, mañana exite¿?, quien lo sabe, aveces el mañana nunca llega, el amor es hoy, ahora, en este preciso instante en que tu boca y su boca son fruta jugosa, en que tus manos y sus manos son palomas buscando nidos.
HOy cuando "el amor, es de la vida un alegre y lúdico regalo"

Un beso

anngiels posandose en otra flor

Olie dijo...

La pregunta nace, porque él volvió a irse. Entonces surge inevitable, la necesidad de saber si habrá un mañana. No obstante, queda la dicha de haber disfrutado, palmo a palmo, ese regalo lúdico de aquel domingo en la mañana, alegre e inolvidable.
Cariños,
Olie
21-3

Matías Zelick dijo...

El amor es eso, la esencia del otro en uno.

Olie dijo...

Bonito pensamiento, Matías.
Tú tienes la cualidad de ser breve, pero profundo.
Cariños,