martes, marzo 07, 2006

Abrí la puerta de golpe y vi:
eras tú...
Y habías sido siempre tú
el que yo esperaba,
el que mi alma perdió
en la Tierra Media,
allá lejos,
en los tiempos remotos
de una Europa olvidada.

2 comentarios:

fgiucich dijo...

Esos fantasmas que aparecen de repente y nos hacen perder la noción del tiempo. Abrazos.

Olie dijo...

... Almas gemelas perdidas en la bruma de otros tiempos...
Cariños,