viernes, diciembre 30, 2005

Bye Bye, 2005... Hello, 2006

Hubo una estupenda película al comienzo de los '80 - ¿o quizás lo fue, a fines de los '70? - que se llamó "All that Jazz".

En la banda sonora había una canción pegajosa que decía algo así como:

Bye bye life/ bye bye happiness/ hello loneliness/I think i'm gonna die/
Bye bye love/bye bye sweet caress/ hello emptyness/ I feel like I could die/...

Bueno, la letra de ese tema es muy triste y la película, desgarradora. Pero se me instaló en la memoria y cada vez que pienso en decirle adiós a alguien o a algo, esa melodía acude desde el pasado.

De este modo, jugando con otras palabras y esa música, he decidido decirle adiós al 2005 y "hola" al 2006.

¿Que significaste en mi vida, 2005?

En breves palabras: alegrías, proyectos y consolidación. Apertura, el renacer de amistades remotas y el nacimiento de amistades recientes. Satisfacción: ya tengo a mi hija mayor en el riel de una carrera universitaria, y de libre ejercicio.

En las áreas emocionales, creo que por fin me sacudí del corazón mi fracasado matrimonio.
Por fin aprendí a instalar bien las barreras, tuve la energía para hacerlo.
Para saber decir: "ok, seremos padres toda la vida y en ese rol nos estaremos encontrando y perdiendo por todo el resto de vida que nos queda, pero punto". No más. Ya no acepto los chantajes afectivos. Ya no quiero ese saludo en mi rostro (aunque de repente igual lo roba).

Ahora sí quiero otra voz a mi lado. Quiero volver a abrir puertas, quiero tirar la vida por la ventana, alegre y sanamente.

Y quiero estar con vos... (¿Se podrá?)... Incertidumbre. Pero sin tristeza. En forma realista, más bien.

El área de la salud, mala. Muy mala, pero menos mala que en 1998, que el 2000, que el 2004. Por lo menos, la intervención quirúrgica del mes de enero no tuvo riesgos ni me paralizó de pena. Tampoco necesité transfusiones sanguíneas ni internarme para ello, en una solitaria habitación de la Clínica Antofagasta, por un fin de semana completo. Así, la mala salud de 2005 contrastó con una energía y fuerza de voluntad para seguir estoicamente adelante, que no sabía que tenía tan grande. Enrome. Descubrí por qué soy una Zlatar. Sin duda que el signo de mis raíces es la fortaleza.

El área financiera, estuvo algo mejor, si bien aún no puedo consolidar todos los proyectos que tengo en mente. Paciencia. Cuando sea el tiempo, todo llegará solo. Por ahora, no lo fue.

Dejo los hijos para el final, por ser, lejos, lo más relevante.

Javiera se transforma en una mujer madura y consciente. Asumió responsablemente su etapa de novata en la universidad. Viajó sola a Buenos Aires sin temores, al Congreso Mundial de Psicología que se llevó a cabo entre el 27 de agosto y los primeros días de septiembre. Creció en coraje, en decisión, conservando su dulzura y femineidad a toda prueba.

Pablo forja su personalidad de niño activo, vital y creativo. Dibuja cada vez mejor. Practica tenis y karate y hace poco, incluyó la natación entre sus actividades, en la piscina del "Split", al costado del Estadio Sokol. Está cada vez más travieso y alegre, aunque a ratos concede muestras de un fuerte y dominante carácter, que debo saber canalizar. Sin embargo, lo mejor que tiene es su enorme, enorme corazón y gran intuición para percibir cuándo es, imprescindible, una caricia, un besito, un "te quiero mamá".

Gracias, 2005.

Sé que para algunos no fue un buen año. No obstante, yo no puedo quejarme. Fui feliz... Tengo paz interior... La vida parece estar concediéndome un instante de calma, después de largos años de tristezas y miles de visicitudes...

¿Qué más podría pedir?

¡¡Feliz Año!!

...EL MEJOR TIEMPO SE APROXIMA...

8 comentarios:

Luunna dijo...

Me gusto mucho tu balance, en lo que mas concuerdo contigo, es en el coraje que tenes para decir no mas al padre de tus hijos, y no sucumbir al chantaje,(te entiendo mas de lo que crees) lo mas importante ahora es concentrarte en tu SALUD, en la medida que dejes atras rencores y los dejes que se los lleve el agua, tu salud mejorara ya que no te ataras a viejas rencillas., lo mejor para el 2006 y te felicito por tus hijos, puedes contactarme cuando tu hija tenga que viajar a BUENOS AIRES, yo tengo mis dos hijas mayores viviendo alla
Un saludo afectuoso
Luunna

Lety dijo...

Querida Olie:
¡Es tan grato leerte y mucho más haberte conocido!
No puedo hacer por ahora mi recuento, porque resultaría poco creíble, mientras no acabe de subir los textos de mis mujeres.
Lamento haberles preocupado en algún momento, querida amiga, pero era necesario que conocieran a todas, para entender después al ser humano que soy.
Me siento feliz de haber llegado a tu espacio y de continuar en él. Te tiendo mi mano en amistad perdurable y deseo para tí, esos mejores tiempos que ya sientes se aproximan.
Besos

Olie dijo...

Mis fieles amigas:

Agradezco a ambas sus palabras en este tema que es tan universal: el balance final de un año calendario.

Gracias Luunna por entenderme en este proceso y por tu generoso ofrecimiento de acogida para Buenos Aires. Si Javiera regresa sola a esa cosmopolita ciudad, lo tendré muy en cuenta.

Gracias Lety, por tu reflexión. Te había echado mucho de menos, como se dice en Chile cuando uno extraña a alguien.

Espero que las dos pasen un bonito Año Nuevo, con sus respectivas familias, siguiendo las costumbres del lugar.

Un gran gran abrazo:

Olie

Olie dijo...

Fe de erratas:
escribí "emptyness"
es: "emptiness"
El inglés también merece que cuidemos la ortografía:
Olie

Jorge Gajardo Rojas dijo...

Los chantajes son mutuos:El no más funciona para ambos lados.A veces es más fuerte o tiene más efecto el que hacen las feminas.Pero veo que en eso y aqui tienen mayoria en el sentirlo así.

Olie dijo...

Yo no puedo hablar por otras mujeres, pero en mi caso, "no más" es eso. Pura y simplemente. Sin recovecos. Y sé de otros casos en que los jamases también han sido eso.
A pesar de ello, entiendo que hay personas que son más relativas. No las critico. A cada cual, lo suyo.

Olie

M.Cristina Carafí dijo...

Que lindo tu balance, tenemos muchas sincronías en la vida. Yo también estoy separada hace poco y tengo 4 hijos. Mi balance es de mucha paz, libertad, cricimiento y armonía interior y con mi entorno.Fue dificil, pero valió la pena el dolor. Que tengas un muy buen 2006

Olie dijo...

Qué lindo, María Cristina, que después del dolor hayas encontrado la paz y la serenidad.
Te felicito.
Y gracias por tu visita, eres como un bálsamo consolador en este día.

Un abrazo de bienvenida:

Olie

Iré a visitarte en cuanto pueda.