lunes, diciembre 19, 2005

EL DOLOR

Estoy segura que el dolor del alma se manifiesta físicamente. Creo que no hay ser humano que haya deseado, alguna vez, poseer un mágico analgésico para disminuir el sufrimiento.

El cuerpo entero se conmueve por el dolor. A veces se focaliza en la garganta, en el pecho, en el corazón, en el estómago… Hasta en el sexo. Eso no importa. Se sufre. El dolor estremece. Todo puede entrar en agitación o simplemente, paralizarse.

El dolor posee y desespera. De nada valen los consejos propios o ajenos y los esfuerzos racionales por arrancarlo. Se apodera. Permanece.

A lo largo, ancho y alto de mi vida he experimentado muchas clases de dolor y sólo le ruego a Dios que me prive del peor de ellos: la muerte de un hijo.

He sentido la angustia incontrolable. He dado rienda suelta a lágrimas incontenibles. He experimentado un dolor que parece tragar toda emoción, coetánea o posterior, que paralogiza, en que sólo se espera morir o dormir.

Son tantas las formas de experimentar que se está sufriendo. Por eso arribo a la conclusión que el dolor no es puramente racional: el sufrimiento emocional es somático.

El dolor puede ser una experiencia personal de baja intensidad y breves lapsos. Una vivencia aplacada. Esta experiencia hace padecer por un eventual sufrimiento futuro. Es propia del que vive situaciones sin sentido, por las cuales se aletarga el hastío, la rabia y la impotencia, y se anula la ira, mas, irremediablemente, hace postergar la búsqueda de la verdadera felicidad.


Miro a quienes me rodean. Agunos usan grandes máscaras del dolor. Es un buen mecanismo adicional y parece que les resulta. A veces se olvidan por qué y para qué la crearon.

Así, cada uno va por la vida con su historia creada y creída. Las emociones oscuras y confusas se dejan afuera y se sobrevive en un mundo feliz e ideal, de muchos logros y éxitos aparentes. Los sentimientos se reducen, como pasa con la mecánica del saludo cotidiano, en que todos declaramos estar "muy bien, gracias".

Algunos se refugian en cualquier elemento físico: la droga, el alcohol, la comida, los fármacos. Se evita dar respuestas amenazantes de algún cercano. La máscara triunfa.

Se sabe cuáles son las áreas personales que son intocables y se evita mencionarlas. A veces, de pasada, emerge una frase incontrolable, pero la ostra vuelve a cerrarse. "Muy bien, gracias, ¿y tú?". La ceguera y la negación se ocupan con precisión. Se adivina de dónde puede venir una crisis, la temida y amenazante crisis.

De este modo:

"Algo que se posee, se hace insoportable"
"Algo que no se tiene, se torna imprescindible"

Y cuando sobreviene la crisis, ésta se instala, implacable, y se corporaliza. Y desborda las estructuras erigidas para evitar el sufrimiento.

Estas palabras son para Gabriel, que renegó de su mecánico "muy bien, gracias". Que ahora se la está jugando por ser feliz. Que necesita de toda la amistad del mundo.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Se nota que has vivido. El que no sufre no lo ha hecho.
Lindo blog.

Luunna dijo...

Es que es imposible que alguien no lo haya vivido, el que lo niega es porque es un cinico/a quien mas quien menos , va por la vida con una mochila, y el como estas , TODO BIEN ¡ se convirtio en el Buenos Dias., la gente contesta lo primero, porque el sufrimiento, o el problema a la genta la asusta..yo por lo menos me he dado cuenta, con unas cuantas decadas encima, solo a la gente que de verdad le interesas, lo podes decir.y ojo a quien se lo cuentas, porque en general el ser humano , le huye al problema ajeno, es muy poco solidario..
Un abrazo te sigo leyendo
Luunna

Olie dijo...

Al usuario anónimo y a Luunna:
Gracias por opinar en un tema que a todos nos toca, con o sin máscaras.
Es cierto que la falta de solidaridad actual ayuda a que la expresión del dolor se postergue, se mitigue, pocos saben entregar lo que se esconde adentro. También colabora nuestro afán exitista de plantearse ante los demás: ¿cómo reconocer que el trabajo no satisface, que el matrimonio que se tiene es una rutina exacerbante, que se ama a quien no se puede tener, que los hijos han fracasado, etc.?
Tema universal, el del dolor.
Saludos y gracias:
Olie

Anónimo dijo...

con tu blog descubri que tengo una mascara enorme y que sufro...

C.Bryant dijo...

Trato de no recordar dolores!!! Te contaré que en mi vida he tenido varios,pero que con el tiempo se van disminuyendo a pesar de estar siempre en el recuerdo.
Pero bueno esperemos que los dolores desaparezcan para estas fechas...mientras te escribo estas líneas recuerdo ciertos dolores;la muerte de mis padres en un accidente en el norte y otro fuerte...la de un hijo de tres meses por la llamada "muerte subita".D O L O R E S

Te felicito por tu blog,por ello y por ser nortina te enlazaré a Araucaria....y también por seguir con las visitas a este,tu blog.

Olie dijo...

¡Bienvenido!
Y gracias por enlazarme a Araucaria (yo soy novata en este tema de la blogósfera, así que no sé nada de agregar links).
Lamento tus grandes dolores, tú has sufrido el que yo más temo.
En fin, se piensa que sólo a través del sufrimiento aprendemos a crecer.
Saludos:
Olie

C.Bryant dijo...

Solo como comentario tenemos con Chile una diferencia de 4 horas,estas pegada a este aparato a las 5 de la mañana...que fanatismo!!!! Confieso que varias veces me ha pasado a mi también.
Saludos y que descansen.

Olie dijo...

Gracias, igual tú. Y buenos días. En Chile sólo falta 1 hora y 59 minutos para que amanezca. Entro a trabajar a las 8 a.m., pero estoy insomne...
Así somos los nacidos en 1960 (Rata)
Olie

Lety dijo...

Querida Olie:
Me he dado cuenta de tu preparación y la de muchos de ustedes mis amigos,yo no la tengo, mi vida es un libro abierto y ya se los he dicho, por eso algunas veces me pregunté de donde me vino a mi ese instintivo conocimiento acerca del mal y su remedio; de las causas y motivos que me mueven a ser y deshacer o reparar también y supe que era la gratuidad de Dios. Cuanto me dices en este texto, ha pasado por mi mente y yo como Gabriel, aunque sin ayuda externa, a base de reflexión y autoconocimiento emprendí el camino. Por eso hablo de la necesidad de ser amada, porque la amistad es amor. Mil gracias Olie por caminar conmigo en esos textos de dolorosa prosa poética, y si, yo también creo que lo es, y esa es otra gratuidad que se derramó sobre mi, porque tampoco para ello tengo estudios o credenciales. Te quiero amiga mía, apoyo que se me brinda en el camino.

Olie dijo...

Querida Lety:
Tienes el don de la Sabiduría, que el Espíritu Santo ha derramado sobre ti con profusión.
Además, me he dado cuenta que tienes un corazón de oro.
Estoy de acuerdo en que todos necesitamos sentirnos amados, amiga virtual y virtuosa.
Por otra parte, no debes preocuparte por carecer de instrucción, porque educación sí que tienes: y más que muchos profesionales que conozco. Hay cualidades que se heredan de una familia, no es posible aprehenderlas en la universidad.
Y finalizo con mi frase favorita:
"LO QUE NATURA NON DA, SALAMANCA NON LO PRESTA" (esto es, lo que la Naturaleza no concedió ni siquiera la Universidad de Salamanca lo va a otorgar").
Un abrazo enorme:
Olie

Lety dijo...

Tu sabes mejor que yo que algunas veces, la plenitud y la gratitud se expresan mejor en el silencio.
Paso pues por aquí, caracola de mar invertida, y dejo entrar el silencio.
Besos

Jorge Gajardo Rojas dijo...

Obvio el dolor es fisico,aun en los animales.El sufrimiento es de otra esfera,por decirlo de lo emocional.
No siempre el dolor paraliza si tiene sentido mueve montañas.
En el dolor mal asumido hay mucho de orgullo ,de amor propio mal entendido y de autosuficiencia,el resto es el dolor quimicamente puro que es el unico valioso.
La explicacion del sufrimiento no es racional,El del dolor puede serlo,para eso el medico te puede decir porquee te duele algo.
La verdadera felicidad como la del amor no se consigue sin una cuota de dolora veces grande de dolor.Pocas personas loa aceptan,por eso el amor es un bien escaso
Sin lo anterior lo que malamente se llama "amor" no pasa de ser simple placer hedonismo o egocentrismo.
Yo me miro y despues a los que me rodean y descubro la propia ,lo que tu llamas "mascara" y reconozco que la uso.Es una convencion social
aceptada de muy buena gana porque es comoda y te permite convivir y mantener a los "otros" a raya.Y no es facil hacer lo contrario,te expones a quedar fuera del circulo.
Hay sufrimiento con sentido y es el unico que sirve,el tener sufrimiento sin sentido no sirve,es solo una evasion porque no se puede engañar a Dios.
No creo que la mascara triunfe,salvo que tu asi lo quieras.
la mejor terapia para el sufrimiento es la tener la humildad de reconocerse limitado,insignificante y la mayoria de las veces estupido,eso te transparenta
y es antesala de la verdadera alegria.
No conozco a Gabriel pero creo que más importante que ser feliz es que
esté en paz con si mismo y que el juego de ser feliz no le garantiza que el sufrimiento no vaya a aparecer de nuevo o permanecer en algun grado quizas para siempre y que mas que la amistad del mundo que tiene una conotacion pasiva requiere aceptar que para ser feliz es necesario a veces asumir no solo el sufrimiento propio sino antes el de los otros que es más exigible que el de unoo.
Perdona lo largo,pero el tema me apasiona.
Saludos

Olie dijo...

Hola Jorge:
Estoy de acuerdo en que nadie tiene la felicidad asegurada, pero pienso que se puede apostar por ella.
Además, cada individuo tiene siempre una visión muy personal de lo que es ser feliz.
Saludos:
Olie