jueves, diciembre 01, 2005

Los siete chakras


¿Qué es un chakra?


Chakra significa "rueda" en sánscrito. Los vedas utilizaron este término para denominar los centros energéticos del cuerpo humano. Hay siete chakras principales y varios secundarios que corresponden con los puntos de acupuntura. Cada uno de ellos se asocia con alguna de las glándulas endocrinas dentro del cuerpo físico.

Estos centros se extienden en forma de remolinos por el campo energético que rodea el cuerpo físico y está compuesto por capas sucesivas de energía que vibran a frecuencias cada vez más elevadas.
Cada uno de los chakras tiene una parte frontal y una parte posterior, excepto el primero y el séptimo.
Todos ellos están unidos por un canal energético que corre a lo largo de toda la espina dorsal.
Funciones principales de los chakras:
1. 1. revitalizar cada cuerpo aural o energético y con ello el cuerpo físico;
2. 2. provocar el desarrollo de distintos aspectos de la autoconciencia, pues cada chakra está relacionado con una función psicológica específica; y
3. 3. transmitir energía entre los niveles aurales ya que cada capa progresiva existe en octavas de frecuencia siempre crecientes.
Cuando el funcionamiento de los chakras es normal, cada uno de ellos estará abierto, girando en el sentido de las manecillas del reloj para metabolizar las energías particulares que necesita del campo de energía universal (energía que también se ha llamado chi, prana u orgón).
Cuando el chakra gira en sentido contrario a las agujas del reloj, la corriente fluye del centro hacia fuera, con lo que interfiere el metabolismo.
Por tanto, se dice que el chakra está cerrado o bloqueado a las energías que llegan.
La mayoría de las personas tienen tres o cuatro chakras que giran en sentido contrario en un momento determinado.
Como los chakras no sólo son metabolizadores de la energía, sino que también la detectan, sirven para proporcionarnos información sobre el mundo que nos rodea.
Si bloqueamos algún chakra, no dejamos que entre la información.
Por tanto, cuando nuestros chakras fluyen en sentido contrario a las agujas del reloj, hacemos salir nuestra energía enviándola al mundo, detectamos la energía que hemos enviado y decimos que eso es el mundo.
Es lo que en psicología se llama "proyección".
La realidad imaginaria que proyectamos al mundo guarda relación con la "imagen" que nos hemos formado de aquél a través de nuestras experiencias infantiles, a través de la mente del niño que fuimos. Dado que cada chakra está relacionado con una función psicológica específica, lo que proyectamos a través de cada uno de ellos estará dentro del área de funcionamiento de dicho chakra y será algo muy personal, ya que la experiencia vital de cada persona es única.

2 comentarios:

Pato dijo...

Parece que tus conversaciones con tu hija han rendido frutos =)
Lo que siemrpe me ha llamado mucho la atención de los chakras es el mapa del cuerpo humano en el cual se resumen. Es interesantisimo!

Olie dijo...

Hola Pato:
En efecto, siempre doy gracias a Dios por los hijos que tengo.
En cuanto a los chakras, una vez, en estado de relajación, guiada por un psicólogo que era profesor de la Escuela de Psicología de la U. de Chile, con el que estaba en tratamiento, pude ver uno dentro de mí, a la altura del pecho. Era una esfera perfecta y azul, girando suavemente. Nunca olvidaré esa experiencia, que no he vuelto a repetir.
Parece que las actuales preocupaciones mundanas y terrenales se han convertido en un obstáculo para alcanzar esos perfectos estados de conciencia.
Saludos:
Olie