miércoles, enero 11, 2006

Esta noche, hay luna cuarto creciente.
El cielo está claro y luminoso
y cae un beso desde la luna:
abro la boca con deleite.
Lo recibo con suavidad,
con delicadeza,
pasivamente,
dulcemente...
¿Cuánto hace que no...?
Da igual.
Es una gota de miel,
un pedazo de luna
que me ha iluminado el rostro
y el alma.
Un centinela pensativo frente al mar.
Una gota de almíbar
que cayó al vaso desteñido de mi vida.

7 comentarios:

alicia dijo...

que bonito sentir caer un beso de la luna
no le pusiste titulo?

Luunna dijo...

No sabia que caian besos desde mi lunna, muy lindo el poema no importa cuanto tiempo pase, antes que llegue tu otra mitad, lo importante es que estes alerta y no lo dejes pasar
Un abrazo desde mi luunna
Luunna

Olie dijo...

Alicia:
El título se me quedó afuera (un lapsus). Se llama "El beso y la luna".
Gracias por tu comentario
..........................
Luunnita:
Cuando uno es romántica, un beso puede caer desde cualquier parte y en cualquier momento, je je. La imaginación hace prodigios.
La esperanza, igual.

Saludos a ambas:
Olie

DINOBAT dijo...

La luna envía besos a quien los necesita, ella tiene esa capacidad de dar sin recibir más que una mirada de vez en cuando...

Olie dijo...

En efecto, Dinobat. La luna es generosa, sabia, serena y tolerante.
Y dulce compañía estelar cuando arrecia el insomnio.
Gracias por comentar:
Olie

juanca dijo...

Ay, Olie, estremeciste todas mis fibras

Olie dijo...

Entonces esta noche debes salir al balcón, a la terraza, al patio o lo que sea, para abrir la boca, bajo la Luna, y sentir su beso blanco como una gota de almíbar.

¡Éxito!

Después me cuentas:

Olie